¿Hasta cuando está obligado a pagar la pensión alimenticia un padre divorciado?

¿Hasta cuando está obligado a pagar la pensión alimenticia un padre divorciado?

Cuando una matrimonio se divorcia o una pareja de hecho con hijos menores y mayores, disuelven su matrimonio (en el primer caso) o cesa la convivencia ( en el segundo), pero ambos tienen hijos; tanto en el divorcio como en el procedimiento de alimentos y guarda y custodia (para las parejas de hecho con hijos menores), el interés que prevalece es siempre EL INTERÉS DEL MENOR; representada esa protección de los intereses de los hijos menores por el Ministerio Fiscal. La obligatoriedad de pensión alimenticia, se establece siempre al progenitor que no va ejercer la guarida y custodia; ya que el que la ejerce contribuye co n su trabajo personal . En caso de guarda y custodia compartida, lógicamente la pensión alimenticia desparece ya que cada progenitor se hará cargo de los gastos que ocasione las necesidades del menor, durante el período de estancia que a cada uno le corresponda.

     Ahora bien, la problemática surge siempre cuando uno de los dos acude al despacho del Abogado o Abogada para que se inicie un procedimiento de modificación de medidas, alegando para eso que ya su hijo es mayor de edad. Pues bien, a pesar de ser mayor de edad, hay determinados casos en que el padre (que es generalmente el que no ejerce la guarda y custodia), está obligado a sufragar las necesidades de su hijo MAYOR DE EDAD. Cuando el hijo, a pesar de ser mayor de edad, carece de independencia económica por causas ajenas a su voluntad, el padre tiene la obligación de pagar esa pensión alimenticia. También está obligado al pago de la misma, cuando el hijo está en periodo de formación , es decir está estudiando una carrera o profesión cuyo ejercicio en un futuro le otorgará independencia económica.

     No obstante, respecto a lo anterior, hay que hacer algunas salvedades. Cuando el hijo mayor de edad, pero ni estudia, ni quiere estudiar , ni trabaja ni quiere trabajar, la pensión alimenticia QUEDA EXTINGUIDA. Ahora bien, si el hijo está estudiando , la pensión alimenticia es obligatoria para el progenitor que la está abonando; sin embargo hay que buscar un equilibrio económico, para que el alimentista (en caso de que sus ingresos hayan disminuido) no se perjudique de tal manera que quede sin poder satisfacer sus necesidades vitales. Ya que si se demuestra que en el periodo de formación del hijo, la fortuna del alimentista ha disminuido considerablemente, con riesgo de no satisfacer sus propias necesidades, el Tribunal Supremo estima que dicha pensión no es exigible. La reclamación de la pensión de alimentos, por parte de un hijo menor, siempre tiene que buscar la proporcionalidad respecto a los ingresos de cada progenitor, con la finalidad de que ninguno de los dos quede en la carencia total y absoluta de poder satisfacer sus necesidades vitales. A este problema la solución sería que el hijo mayor en periodo de formación, ayudara a sufragar sus gastos, o bien solicitando becas o buscándose un trabajo por hora, que le permitiera sufragar parte de sus gastos. Dicho esto, sólo añadir que no sería la primera vez, que un hijo haya compaginado los estudios con un trabajo , gracias al cual ha podido costearse su propia formación profesional.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *