ACOSO LABORAL: PRUEBAS QUE SE PUEDEN UTILIZAR

ACOSO LABORAL: PRUEBAS QUE SE PUEDEN  UTILIZAR

El acoso laboral o mobbing es una situación en la que se produce una hostilidad o intimidación hacia un trabajador que tiene una reiteración y duración en el tiempo. Es decir, para que se aprecie que existe una situación de acoso laboral es necesario que el trabajador esté sometido a una presión psicológica que se prolongue en el tiempo y que resulte mengua o descrédito en su honra o fama, o atenten contra su dignidad, ocasionen malos tratos de palabra u obra, o bien, se traduzcan en una amenaza o perjuicio de la situación laboral u oportunidades de empleo de dichos afectados. La prueba, por lo tanto, será un elemento fundamental en el acoso laboral. 

     Un ejemplo de acoso laboral puede ser la eliminación de las funciones del trabajador o el trato vejatorio mediante insultos, que persiguen que el trabajador abandone la empresa o que se someta a las directrices de quien acosa.

     Para que se pueda decir que estamos ante un caso de acoso en el trabajo es necesario que se den una serie de requisitos que son los siguientes: 

  1. a) el objeto del acoso debe ser causar un daño. 
  2. b) La conducta acosadora debe ser recurrente y sistemática. 

     En cualquier caso, no se debe confundir el acoso con una situación normal y habitual de conflicto entre un jefe y su empleado o entre empleados.

     El acoso laboral entra dentro de la vulneración de un derecho fundamental de la persona: el derecho la integridad física y a la dignidad personal y profesional del trabajador.

      Por lo general, quien acusa a otro de una conducta tiene que probarlo, pero en el caso de los derechos fundamentales la llamada “carga de la prueba” se invierte, de forma que el trabajador simplemente tendrá que aportar indicios de la existencia del acoso y será la empresa la que tenga que probar que se trata de una conducta que no es acoso. 

Sin embargo, probar la existencia de indicios es complicado puesto que el acosador suele realizar su conducta sin dejar rastro, aparentando normalidad y sin poner nada por escrito. No obstante, los medios de prueba que se podrían utilizar son los siguientes: 

     1) Correos electrónicos que contengan amenazas, injurias o burlas, por ejemplo. 

Leer más

El T. S establece que el banco y no el cliente quien debe pagar el impuesto de las hipotecas

El T. S establece que  el banco y no el cliente quien debe pagar el impuesto de las hipotecas

La Sala tiene en cuenta que el negocio inscribible es la hipoteca y que el único interesado en la elevación a escritura pública y la ulterior inscripción de aquellos negocios es el prestamista

Autor

COMUNICACIÓN PODER JUDICIAL

El Tribunal Supremo ha dictaminado que quien debe abonar el impuesto sobre actos jurídicos documentados en las escrituras públicas de préstamo con garantía hipotecaria es la entidad prestamista, no quien recibe el préstamo.

      En una sentencia de 16 de octubre, de la que ha sido ponente el magistrado Jesús Cudero, la Sala Tercera del Tribunal Supremo (Sección Segunda) modifica su jurisprudencia anterior e, interpretando el texto refundido de la ley del impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados y su reglamento, concluye que no es el prestatario el sujeto pasivo de este último impuesto en las escrituras notariales de préstamo con garantía hipotecaria (como aquella jurisprudencia sostenía) sino la entidad que presta la suma correspondiente.

      Tiene en cuenta, para ello, que el negocio inscribible es la hipoteca y que el único interesado en la elevación a escritura pública y la ulterior inscripción de aquellos negocios es el prestamista, que solo mediante dicha inscripción podrá ejercitar la acción ejecutiva y privilegiada que deriva la hipoteca.

      La sentencia anula un artículo del reglamento del impuesto (que establecía que el prestatario es el sujeto pasivo del impuesto) por ser contrario a la ley. En concreto, se trata del artículo 68.2 de dicho reglamento, aprobado por Real Decreto 828/1995, de 25 de mayo.

      La decisión cuenta con un voto particular discrepante, emitido por el magistrado Dimitry Berberoff, que postula el mantenimiento de la jurisprudencia anterior, y otro concurrente, del magistrado Nicolás Maurandi, que considera que la sentencia debió incidir en la existencia de dos impuestos en el de actos jurídicos documentados y en el principio de capacidad económica previsto en el artículo 31 de la Constitución.

 

Leer más

LOS BANCOS PAGARAN EL IAJD TRAS LA RECIENTE SENTENCIA DEL TS. DEL 16/10/2018

       El impuesto de actos jurídicos documentados (AJD) representa el mayor importe de los gastos de hipoteca y, hasta ahora, los bancos se negaban a asumir esos gastos. 

     La sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo tiene consecuencias importantes. La primera es que acepta que también una empresa o un autónomo que haya constituido una hipoteca por razones profesionales puedan reclamar los gastos de constitución. “Hasta ahora solo podía hacerlo el consumidor individual

     Otra de las consecuencias es que la nueva sentencia determina que el sujeto pasivo del impuesto será el acreedor hipotecario no el deudor, con lo que resuelve las diferencias entre la propia sala de lo Contencioso-Administrativo y la Sala Tercera de lo Civil, que ha resuelto sentencias contradictorias al respecto. Con esta última queda claro que el responsable de esos gastos es el banco.

     Una vez aclarado quién es el responsable, ¿cómo se puede reclamar? existen dos vías: la primera es la extra-judicial o amistosa, y la segunda, judicial.

     La alternativa judicial, por su parte, le permite al consumidor reclamar por la jurisdicción civil alegando la abusividad de la cláusula quinta de los créditos hipotecarios que implica el importe y distribución del pago de los gastos de constitución de hipoteca. “Previamente se le ha de reclamar al banco la devolución de lo pagado”. Ninguna entidad bancaria entidad financiera hasta ahora, devuelve voluntariamente lo correspondiente a los gastos ocasionados por la constitución de hipoteca , se resiste hasta que el cliente-consumidor no lo reclama a través de la vía judicial.

     Las cláusulas abusivas no prescriben por lo que la reclamación se puede impulsar aun en el caso de que la hipoteca haya sido ya cancelada. Dependerá de como se plantee la reclamación ante el Juzgado y  de como se acredite y se exija tal devolución, conforme a esta última sentencia y la anterior dictada por el mismo Tribunal Supremo y que rea totalmente desfavorable al consumidor, pero que queda  casi sin efecto a raíz de la que acabo de comentar .  

    

    

 

Leer más

PROCEDIMIENTO PARA RECLAMAR INDEMNIACÓN POR ACCIDENTE DE TRAFICO

PROCEDIMIENTO PARA RECLAMAR INDEMNIACÓN POR ACCIDENTE DE TRAFICO

       La nueva redacción del art. 7.1 de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, relativo a las obligaciones del asegurador y del perjudicado, dice textualmente:

 “ … El perjudicado o sus herederos tendrán acción directa para exigir al asegurador la satisfacción de los referidos daños, que prescribirá por el transcurso de un año.

     No obstante, con carácter previo a la interposición de la demanda judicial, deberán comunicar el siniestro al asegurador, pidiendo la indemnización que corresponda. Esta reclamación extrajudicial  contendrá la identificación y los datos relevantes de quien o quienes reclamen, una declaración sobre las circunstancias del hecho, la identificación del vehículo y del conductor  que hubiesen intervenido en la producción del mismo de ser conocida, así como cuanta información médica asistencial o pericial o de cualquier otro tipo tengan en su poder que permita la cuantificación del daño.

     Esta reclamación interrumpirá el cómputo del plazo de prescripción desde el momento en que se presente al asegurador obligado a satisfacer el importe de los daños sufridos al perjudicado. Tal interrupción se prolongará hasta la notificación fehaciente al perjudicado de la oferta o respuesta motivada definitiva.

     La información de interés contenidas en los atestados e informes de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad encargados de la vigilancia del tráfico que recojan las circunstancias del accidente podrá ser facilitado por éstas a petición de las partes afectadas, perjudicados  o entidades aseguradoras, salvo en el caso en que las diligencias se hayan entregado a la autoridad competente para conocer de los hechos, en cuyo caso deberán solicitar dicha información a ésta”

     La reclamación de indemnización por accidente puede llevarla a efecto el perjudicado de forma directa o cualquier persona en su nombre como puede ser abogados o procuradores, y ello en virtud de lo expuesto en las disposiciones contenidas en el Código Civil relativas al mandato.

Leer más