PROCEDIMIENTO ACTUAL PARA ADQUIRIR LA NACIONALIDAD ESPAÑOLA POR RESIDENCIA

PROCEDIMIENTO ACTUAL PARA ADQUIRIR LA NACIONALIDAD ESPAÑOLA POR RESIDENCIA

Para obtener la nacionalidad española, es hacerlo por residencia se exige que la persona lleve residiendo en España durante al menos 10 años de forma legal, continuada e inmediatamente anterior a la petición.

     Existen casos en los que el período de residencia exigido se reduce:

     a.- cinco años para refugiados.

     b.- dos años para nacionales de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal o personas de origen sefardí

     c.- Un año para los que hayan nacido en territorio español, para los que la quieran adquirir por opción, por tutela, por guarda o acogimiento, por matrimonio con español, por ser viudo de español o el nacido fuera de España cuyos padres sean españoles.

     Además, en todos los casos, el interesado deberá acreditar buena conducta cívica, y suficiente grado de integración en la sociedad española, mediante la obtención del correspondiente certificado de buena conducta.

NUEVO PROCEDIMIENTO PARA ADQUIRIR LA NACIONALIDAD ESPAÑOLA

     El nuevo procedimiento que para adquirir la nacionalidad española se concreta en los siguientes puntos: 

     1ª. Se tramita vía On Line desde julio de 2017

     2ª Abono de la Tasa. En el nuevo procedimiento para adquirir la nacionalidad española, la nueva tasa a abonar asciende a 100€,     El pago de la misma se deberá justificar de forma      presencial presentando el modelo 790-Código 026 ante Hacienda.

     En todo caso, se deberá proceder al pago de la tasa con carácter previo al envío de la solicitud. Este pago, puede hacerse:

  • Pagando en Hacienda directamente a la vez que se presenta el Modelo reseñado.
  • Pagando a través de sistemas de banca electrónica. Si se dispone de cuenta abierta y firma electrónica para operar en cualquiera de las entidades financieras colaboradoras.
  • Entidad financiera colaboradora con la AEAT. Puede acudir con el impreso cumplimentado a una entidad financiera colaboradora con la Agencia Tributaria para efectuar la liquidación. Únicamente se admitirá el pago en España, por aquellas personas que dispongan de NIE o DNI.

A TENER EN CUENTA: DICHA TASA NO incluye los precios de las pruebas de examen (DELE) ni de conocimientos constitucionales y socioculturales de España (CCSE), del Instituto Cervantes.

     3ª. Exámenes para acreditar conocimientos de España: Para acceder al nuevo procedimiento para adquirir la nacionalidad española, los interesados deberán superar tanto los exámenes para la obtención del diploma de español como lengua extranjera (DELE), como la prueba que acredite el conocimiento de los valores históricos, constitucionales y socioculturales de España (CCSE). Dichos exámenes los realizará el Instituto Cervantes.

     Los diplomas, certificados o títulos acreditativos del conocimiento del español como lengua extranjera que hayan sido integrados en el Sistema Internacional de Certificación del español como lengua extranjera (SICELE) equivaldrán a los diplomas que se obtenga en el Instituto Cervantes.

  ESTÁN EXENTOS de realizar esas pruebas personas extranjeras: 1)que ya hayan obtenido el diploma con anterioridad, como mínimo del nivel A2. 2) los nacionales de los siguientes países: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guinea Ecuatorial, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. 

DOCUMENTOS A PRESENTAR EN EL NUEVO PROCEDIMIENTO PARA ADQUIRIR LA NACIONALIDAD ESPAÑOLA

     Por otro lado, en el nuevo procedimiento para adquirir la nacionalidad española, la solicitud por residencia requerirá la presentación de los siguientes documentos, que se incorporarán a un expediente electrónico a través de la correspondiente aplicación informática:

  • Documentos que han de acompañar a la solicitud de Mayores de 18 años, en todo caso: Modelo de solicitud normalizado , recordad que hasta el 30 de junio de 2017, inclusive, se puede presentar por escrito en el Registro Civil del domicilio del solicitante.
  • Tarjeta de Identidad de extranjero. Tarjeta de Familiar de ciudadano de la Unión Europea o Certificado del Registro Central de Extranjeros o del Registro de ciudadano de la Unión.
  • Fotocopia de Pasaporte completo y en vigor del país de origen.
  • Certificación de nacimiento del interesado, debidamente traducido y legalizado.
  • Certificado de antecedentes penales de su país de origen, traducido y legalizado.
  • Certificado de matrimonio si el solicitante está casado. justificante del pago de la tasa, el modelo 790-Código 026 ya explicado.
  • Certificado de antecedentes penales del Registro Central de penados. Puede sustituirse por la autorización de consulta al Ministerio de Justicia consignada en el modelo de solicitud

  – Certificado de empadronamiento. Puede sustituirse por la autorización de consulta al Ministerio de Justicia consignada en el modelo de solicitud

Diplomas del Instituto Cervantes de la prueba de conocimientos constitucionales y socioculturales (CCSE) y la prueba de conocimiento del idioma español (DELE). Salvo los casos que estén exentos citados anteriormente.

Con el nuevo procedimiento para adquirir la nacionalidad española, si la solicitud es para menores de edad, dependerá del caso concreto y la edad del menor.

RESOLUCIÓN DEL NUEVO PROCEDIMIENTO PARA ADQUIRIR LA NACIONALIDAD ESPAÑOLA

     En el nuevo procedimiento para adquirir la nacionalidad española, la resolución que declara la concesión o denegación de la nacionalidad española por residencia será notificada al solicitante en el lugar y forma que conste en la solicitud.

     El procedimiento deberá ser resuelto y notificado en el plazo máximo de 1 año desde que la solicitud haya tenido entrada en la Dirección General de los Registros y del Notariado.

     Transcurrido el plazo aludido sin que haya recaído resolución expresa, se entenderán desestimadas las solicitudes formuladas por los interesados. No obstante, ante la avalancha de solicitudes el procedimiento va más lento, así que si ha pasado el plazo y no recibe notificación correspondiente a la solicitud, esto no significa que hayan denegado la nacionalidad puede que simplemente se estén demorando.

     La eficacia de la concesión de la nacionalidad española por residencia estará supeditada a que en el plazo de 180 días se cumplan ante el encargado del Registro Civil del domicilio, estos requisitos:

  1) Que el interesado sea mayor de 14 años y capaz para prestar declaración por sí mismo.

  2) Que se jure o prometa fidelidad al Rey y obediencia a la Constitución y las leyes españolas.

  3) Que se renuncie a la nacionalidad anterior. salvo los naturales de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial o Portugal y los sefardíes.

  4)Que la adquisición de la nacionalidad se inscriba en el Registro Civil español.

 

Leer más

¿ QUÉ ES UNA HIPOTECA MULTIDIVISA ?

¿ QUÉ ES UNA HIPOTECA MULTIDIVISA ?

Una hipoteca multidivisa se caracteriza: 1) por estar referenciada a un índice extranjero distinto al euríbor y, 2), por contratarse en una divisa que no es el euro. La mayor parte de las hipotecas multidivisa se formalizaron entre los años 2006 y 2009, período en el que el euríbor a 12 meses cotizaba en sus máximos históricos. Fue entonces cuando los bancos comercializaron con más frecuencia hipotecas en yenes o en francos suizos referenciadas a índices como el líbor de Japón o de Suiza.

     Los bancos decían a sus clientes que contratar una hipoteca en otra divisa para comprar una casa les permitiría ahorrar, ya que los índices a los que estaban referenciadas cotizaban muy por debajo del euríbor. La A pesar de esto, esto no fue lo que realmente ocurrió porque, después, la situación cambió y haber firmado una hipoteca multidivisa se convirtió en un problema.

     Hay que tener en cuenta que la hipoteca multidivisa sale a cuenta cuando el euríbor está alto y los índices de otras divisas muy por debajo. Pero, al ser las hipotecas préstamos con una larga vida y, si contratamos una hipoteca en yenes o en francos suizos hay que ser conscientes de que la situación puede cambiar y tengamos que devolver al banco mucho más dinero del que nos prestó, como les está ocurriendo a muchos afectados en la actualidad.

     Si se contrata un producto bancario de estas características, hay que estar atentos a la actualidad económica del país de la divisa contratada, saber cuándo es ventajoso adquirirlas y en qué cantidad e incluso, valorar la posibilidad de contratar un seguro que nos proteja contra subidas repentinas. Con productos tan complejos como las hipotecas multidivisa, deberíamos ser conscientes de que a la larga, puede que salga mucho más caro de lo que habíamos planeado.

     Una hipoteca multidivisa consiste en aprovechar la diferencia que existe entre los tipos de interés en todo el mundo. Así, por ejemplo, cuando el Banco Central Europeo situó el precio del dinero en el 3,25 %, el banco de Japón lo dejaba en el 0,30 %, con lo que una hipoteca allí era mucho más barata. A todo esto, se le tiene que sumar el tipo que se aplica al cambiar de divisa, ya que si se solicita una hipoteca en yenes, se deberá devolver en yenes, pagando al banco una comisión por ello, por lo que se corre doble riesgo.    

     Aunque en un principio contratar una préstamo hipotecario multidivisa tenía perspectivas de ahorro, al cabo de los años los clientes se han visto muy afectados por este tipo de prestamos hipotecarios  La divisa en la que estaban referenciadas la mayoría de hipotecas multidivisa se depreció frente el euro y a día de hoy, nos encontramos en el lado contrario de la balanza.

     Las hipotecas multidivisa son un producto totalmente legal en España; lo que se considera abusiva es su comercialización si no se informa debidamente sobre sus riesgos. Precisamente por esto, muchos hipotecados han conseguido que se declare la nulidad de su hipoteca multidivisa por la poca información que recibieron sobre los peligros que suponía contratar un préstamo de estas características. Dicho de otro modo, una hipoteca en otras divisas no es ilegal de por sí; lo que no es legal es que las entidades no informen al cliente debidamente sobre los riesgos que este producto entraña.

     Ante esta falta de transparencia El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha sentenciado que las hipotecas multidivisa comercializadas con falta de transparencia son abusivas. En el fallo, este órgano argumenta que “la exigencia de que una cláusula contractual debe redactarse de manera clara y comprensible obliga también a que el contrato exponga de manera transparente el funcionamiento concreto del mecanismo al que se refiere la cláusula de que se trate”. Por lo tanto, como la entidad denunciada no informó debidamente sobre los riesgos de referenciar la hipoteca a otra divisa, el producto ha sido considerado abusivo por falta de información.

     El Tribunal Supremo, como ya hizo anteriormente el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, ha sentenciado que una hipoteca multidivisa es nula cuando el banco no explica debidamente al cliente los riesgos inherentes a la contratación de estos productos. Esta nulidad es parcial, por lo que a los afectados se les referenciará el crédito a euros, se les recalcularán las cuotas y se les descontará todo lo pagado de más (en principal e intereses) del capital pendiente. El Tribunal Supremo se ha pronunciado en el sentido de considerar que Los bancos tienen la obligación de evaluar que los clientes tengan conocimientos y experiencia antes de ofrecerle una hipoteca multidivisa. Los que no lo han hecho podrían ser condenados a devolver a los clientes las cantidades cobradas de más por la apuesta realizada sobre la divisa. De esta forma, la hipoteca no queda cancelada, sino que queda como si se hubiera abierto en euros.

     Cualquier afectado por la hipoteca multidivisa, debe saber:

     1º.- Negociar con el banco. Intentar hablar con ellos para que nos cambien la hipoteca multidivisa a una referenciada a euro. Los bancos han perdido muchos juicios por culpa de este tipo de productos, así que puede que les interese más acabar con el préstamo multidivisa sin pasar por juicio.

  2º.- Otra opción podría ser cancelar la actual y abrir una nueva. Esta opción tiene un coste elevado y posiblemente no salga a cuenta

  3º.- Si negociando con el banco no hemos conseguido deshacernos de la hipoteca multidivisa, podemos denunciar la entidad. Eso sí, solo tendremos posibilidades de ganar si podemos demostrar una falta de información precontractual.

    

    

    

 

 

Leer más

LA NUEVA LEY HIPOTECARIA y LA BANCA

LA NUEVA LEY HIPOTECARIA y LA BANCA

   La nueva ley entrará en vigor durante el primer trimestre de 2018, a lo sumo en el segundo. Se trata de una ley elaborada al calor de los sucesivos escándalos de los bancos y entidades financieras durante la burbuja del ladrillo. A golpe de sentencia judicial se han ido conociendo las irregularidades y abusos cometidos, así como las múltiples debilidades de la ley actual que será sustituida por la nueva normativa.

   Aporta una mayor protección al consumidor y a su derecho a ser informado debidamente de todas las condiciones y cláusulas que la hipoteca puede contemplar, aunque le otorga una mayor responsabilidad en caso de que no quede satisfecho con los resultados. El objetivo es atajar las oleadas de pleitos como las que se han vivido estos años. Por otro lado, la nueva ley dará mayor flexibilidad al tenedor de la hipoteca para realizar cambios en ella sin sufrir por cláusulas gravosas y recónditas en la letra pequeña, así como para cambiar de entidad si le interesa. Hay ocho grandes cambios que traerá consigo la nueva ley hipotecaria, de ser aprobada tal como está, algo altamente probable pues es del agrado de la mayoría de grupos políticos. 1. Información clara, sin cláusulas ocultas y sin ambigüedades La entidad financiera que nos otorgue el préstamo deberá poner en claro todas las cláusulas que puede tener la hipoteca, el reparto de los gastos hipotecarios, así como los posibles escenarios que se pudieran dar con las condiciones fijadas, tanto en positivo como en negativo. El cliente tendrá derecho a preguntar exhaustivamente y exigir más información si así lo cree necesario, y dejar constancia de aquellos aspectos de los que ha sido informado. 2. El notario, una garantía para el consumidor Una vez informado por el banco, el consumidor deberá acudir gratuitamente al notario para que este revise toda la documentación y garantice que entiende todas las condiciones del préstamo. Para ello, el notario lo estudiará y después informará claramente, incluso examinará, al cliente sobre las condiciones y escenarios que se pueden presentar. Es responsabilidad expresa del notario certificar que el cliente es consciente de lo que firma y de ello debe dar constancia. Se expone a una sanción en caso contrario. 3. Se acabó la obligación de contratar productos asociados La oferta de una hipoteca ya no podrá ir asociada a la obligatoriedad de contratar determinados productos asociados como seguros del hogar, domiciliaciones de nómina o tarjetas de crédito. Se le podrán ofrecer al cliente, pero siempre por separado de la hipoteca y respetando su derecho a contratarlos con otra entidad. El cliente podrá denunciar cualquier presión en este sentido ante los organismos competentes y el Banco de España certificará que no se presiona a los solicitantes en este sentido. 4. Se acabó el gatillo ligero en materia de deshaucios.-  El banco no podrá abusar de la aplicación de la cláusula de vencimiento anticipado (previa a un desahucio) tras el impago de tres cuotas, como había venido siendo norma hasta la fecha. La nueva ley fija un monto de impago del 2% de la hipoteca durante la primera mitad de la vida del crédito, y a un 4% durante el resto del contrato, para poder activar un proceso de desahucio. Con este punto se busca evitar que las entidades usen el desahucio como un instrumento de miedo e incluso de interés cuando desean bienes inmuebles en una determinada zona para especular con ellos. 5. Facilita mucho el cambio de entidad.-  Se fijan topes de penalización del 0,25% por el reembolso anticipado de la hipoteca durante los primeros tres años, y del 0% durante el resto de la vida de la hipoteca. Con ello se busca que el cliente pueda moverse sin gravámenes a otras entidades que le ofrezcan mejores condiciones y no sea rehén del banco que le prestó el dinero inicialmente. 6. No habrá que pagar por devolver el dinero antes de tiempo.- Se anulan las cláusulas de penalizaciones por amortización anticipada durante la vida de la hipoteca salvo en los cinco primeros años, en los que el monto de la penalización no deberá superar el 4% del valor de lo adelantado (sin contar lo ya devuelto). 7. Se limitan las penalizaciones por demora.-  Quien se demore en el pago de las mensualidades podrá ser castigado como mucho con un interés tres veces el interés legal del dinero. Actualmente sería un máximo de un 9%. Con la antigua ley no se regulaba este aspecto y se daban casos abusivos con penalizaciones a interés del 25% o superior. 8. Se podrá cambiar de variable a fijo o de yenes a euros, sin castigo La misma filosofía que en el cambio de entidad financiera rige en el caso del cambio de tipo de contrato, que contemple paso de interés fijo a variable o viceversa, así como paso de moneda extranjera a euros. La penalización de un 0,25% solo podrá ser aplicable en los tres primeros años. NO HA TENIDO EN CUENTA La nueva ley olvida dos aspectos candentes y que generan mucha polémica tanto en la actualidad como en el reciente pasado. El primero es la dación en pago, es decir el dar el piso a cambio de dejar de pagar la hipoteca y liberarse así de tener que seguir pagando una vez desahuciados. El Gobierno los ha olvidado. El segundo aspecto que queda en el aire es la obligación del banco de correr con los costes de notaría y otros gastos de la hipoteca. La ley no se pronuncia, aunque exige que se aclare cómo propone la entidad que se repartan estos gastos. A este respecto, por el momento al consumidor le amparan las recientes sentencias judiciales que dictaminan que estos gastos deben correr, en la actual ley, a cuenta del banco.

Leer más