los juzgados obligan a las entidades bancarias a devolver todo lo cobrado de mas, desde el inicio , por la cláusula suelo,

los juzgados obligan a las entidades bancarias a devolver todo lo cobrado de mas, desde el inicio , por la cláusula suelo,

La Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife aplica la retroactividad total en estas cláusulas, en contra de la doctrina fijada por el Tribunal Supremo

El Alto Tribunal había apelado al trastorno económico a los bancos para justificar su decisión de limitar las devoluciones a las fechas posteriores a la sentencia de mayo de 2013

La Comisión Europea considera que los tribunales nacionales no tienen competencias para acotar las indemnizaciones a un consumidor por la anulación de una cláusula abusiva

Sucursal de BBVA. (EFE)

Emilio Fernando Suárez, magistrado de la sección cuarta de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, ha condenado al Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) a devolver a un cliente todo lo cobrado de más por la cláusula suelo de su hipoteca, confirmando la sentencia de primera instancia y contraviniendo la doctrina fijada por el Tribunal Supremo en la resolución de marzo de 2015 que rechaza la retroactividad absoluta de estas cláusulas, que fueron anuladas por el Alto Tribunal en mayo de 2013 al considerarlas abusivas.

Por lo tanto, la entidad financiera deberá pagar no sólo las cuantías cobradas de más desde la declaración de nulidad en 2013, como pretendía, sino también todos aquellos excesos abonados desde la firma del crédito hipotecario, además de los intereses y las costas. En total, 3.998 euros, una cifra que, sin embargo, es inferior a la impuesta en la condena del Juzgado de Primera Instancia número 5 de La Laguna (5.036 euros), ya que el juez entiende que el método utilizado en el cálculo de esta primera sentencia no fue el más adecuado.

Leer más

PROTECCIÓN JURÍDA DE LAS PAREJAS DE HECHO

PROTECCIÓN JURÍDA DE LAS PAREJAS DE HECHO

Se entienden por parejas de hecho a los efectos de que éstas puedan ser registradas como tales, a las formadas por personas que convivan en pareja de forma libre, pública y notoria, vinculados de forma estable con independencia de su orientación sexual, al menos durante un período ininterrumpido de doce meses, existiendo una relación de afectividad, y siempre que se cumplan las exigencias legales. Una vez que es entendido su concepto, es necesario informar cuáles son los requisitos para que pueda ser considerada como tal. Es obvio que el primero es que tienen que ser mayores de edad; además deberán empadronarse en al municipio del Ayuntamiento donde se propongan residir. Ahora bien, puede darse el caso de que quieran estar empadronados en distintos domicilios, en tal caso, correrá de su cuenta probar que están conviviendo juntos desde al menos un año; por lo que es recomendable que se empadronen en un mismo domicilio si realmente la intención por la afectividad que se profesan, es la de tener una vida en común. También deberán inscribirse en el Registro de Parejas de Hecho correspondiente de la Comunidad autónoma donde residan, o bien ir a un Notario a los efectos de otorgar escritura púbica donde además de manifestar su voluntad de formar pareja de hecho, establezcan una serie de clausulas que regulen su convivencia.

Leer más