La guarda y custodia compartida

La guarda y custodia compartida

El régimen de guarda y custodia compartida, respecto a los hijos menores de un matrimonio que se separa o divorcia, actualmente es el ideal para mantener casi intacta la relación familiar que tenían con los padres antes de que se produjera el divorcio entre ellos y, se produjera la consiguiente residencia por separado de los dos en domicilios diferentes. La no atribución de la guarda y custodia compartida, siempre producía que uno de los padres quedara perjudicado y en desventaja en la relación con su hijo menor al quedar reducida su relación familiar, a los típicos fines de semana alternos, vacaciones de semana santa, Navidad y de verano. La guarda y custodia compartida, se estableció y se reguló pensando en el bien del menor, con el fin de que a pesar del divorcio de sus padres siguiera teniendo un asiduo y continuo trato con los dos, porque con ese trato continuado se consigue un adecuado desarrollo de la personalidad del hijo , al mismo tiempo que evita la destrucción del vínculo o unión nacido entre padres e hijos.

Leer más

Elección del progenitor más adecuado para ejercicio de la guardia y custodia de los hijos menores

Elección del progenitor más adecuado para ejercicio de la guardia y custodia de los hijos menores

Producida la crisis matrimonial, los cónyuges entre otras medidas , pactan (si la separación o divorcio es de mutuo acuerdo), o solicitan  en la demanda judicial a través de sus Abogados, la guarda y custodia de lo hijos menores habidos en el matrimonio. Algunas veces , uno de ellos, pensando en el bien del menor, y en otras ocasiones para entristecer o atemorizar a la parte que ha demandado la separación o divorcio . Conviene aclarar para este ultimo supuesto, que el menor siempre está amparado por el Ministerio Fiscal y por el propio Juez, y que la guarda y custodia será atribuida al cónyuge que reúna una serie de requisitos objetivos que hacen que sea posible su atribución a uno de los dos (la atención prestada al hijo durante la convivencia marital, horario laboral que sea apto para su atención  etc) y otros criterios subjetivos como pueden ser la empatía que tengan con el menor, e incluso el propio deseo y opinión del hijo ( si el Juez y el Ministerio Fiscal consideren que tiene un cierto grado de madurez que le permita al menor hacer dicha elección) .

Leer más